Tipos de dispensadores de agua para empresa y hogar

Tipos de dispensadores de agua para empresa y hogar

Existen tres tipos de dispensadores de agua:

  • Para botellas
  • De ósmosis inversa
  • De filtración
  1. Para botellas

Los dispensadores de agua para botellas funcionan con:

  • Botellones de 11, 13, 18’9 y 20 litros. Este tipo de botellas las llevan a domicilio empresas distribuidoras de agua.
  • Botellas de supermercado de 5 y 8 litros. Para utilizar estas botellas, el dispensador debe llevar un cabezal especial con pincho de acero. Y, no todas las botellas y dispensadores de agua son válidos para este cabezal debido al escaso gramaje del práctico del envase. ¡Consúltenos!
  • Jarra de filtración. Es un depósito que se coloca encima del dispensador y simula una botella. La jarra tiene la posibilidad de ir con filtro o sin filtro. Utilizaremos la jarra sin filtro para agua embotellada. Y, con filtro para el agua del grifo. El filtro tiene la función de filtrar el agua para conseguir su óptimo consumo.
  1. De ósmosis inversa

La ósmosis inversa es una tecnología que purifica el agua utilizando una membrana semipermeable, consiguiendo eliminar iones, moléculas y partículas más grandes que puedan estar presentes en el agua potable. El agua osmotizada cumple con la recomendación de la OMS al tener un nivel de mineralización bajo.

Los dispensadores de agua y los equipos domésticos de ósmosis, deben cambiar los filtros (cada 8-12 meses según su consumo) y la membrana (cada 24 meses).

  1. De filtración

A la hora de diferenciar la ósmosis de la filtración la clave es la membrana. La ósmosis inversa es el único sistema que utiliza membrana para purificar el agua. En cambio la filtración funciona con filtros que se encargan de retener los sólidos existentes en el agua. En IDTS los dispensadores de filtración llevan compuesto por: Filtro partículas 10” ref.00700 (eliminar polvo, arena y otras partículas disueltas en agua) + filtro carbón GAC ref.00704 (eliminar cloro, sabor y olor del agua). Se debe cambiar el filtro cada 8-12 meses, según su consumo.

La filtración se utilizará solo para aquellas aguas que solo necesiten mejorar su sabor y olor, sin necesidad de purificar.

Se utilizará la tecnología de ósmosis inversa para lugares con agua media, dura o muy dura. Y la filtración cuando se trate de agua blanda. Consulta el siguiente mapa:

(Fuente: Waterhome y Fergosol Renobables, S.L.)